Ofelia después de Hamlet (versión millennial)

0-H5EkT4lQ_Omkjb1t

En esta era millennial suele nacer una “Ofelia” a cada hora en cualquier lugar del mundo; es decir, una Ofelia, es una de las muchas mujeres que, a pesar de estar llena de virtudes, termina enamorándose de tipos que no buscan relaciones serias, y que suelen ser personajes que están demasiado ensimismados en sus propias vidas (y demonios), como para valorar la belleza que los rodea; generando a su vez, que el mayor sex appeal de los Hamlet para atraer a sus presas, sea el mostrar un notable grito de ayuda (camuflado en un falso deseo de cambiar),en el cual la doncella pueda salvarle de los dragones que alimentan el infierno de su mente; brindándole a Ofelia como desenlace un corazón roto y menospreciado.

Como si lo anterior ya no fuera suficiente tormento, tal como suele serlo el amar profundamente, la Ofelia de nuevo milenio debe soportar el ser considerada loca, al igual que lo fue su predecesora en la obra de Shakespeare; dicho adjetivo, el cual es ligera y comúnmente utilizado entre los Hamlets Millennials, suele ser decretado e invocado cuando la dama señala incoherencias en el confuso amor que su Hamlet profesa, por ejemplo cuando él dice cosas como: “no estoy listo para una relación, pero no quiero perderte”, o “a final de cuentas, no puedes hacerme un reclamo porque no tenemos una relación”, entre otras. Esta calificación es impuesta sin tomar en cuenta que, nuestro heroico Hamlet, en más de una ocasión le endulzo el oído a Ofelia, expresando sutil o abiertamente, sus deseos sexuales hacia ella, y en algunos casos, tergiversando el concepto de sexo con el de hacer el amor.

“Y yo, la más desconsolada e infeliz de las mujeres, que gusté algún día la miel de sus promesas suaves, veo ahora aquel noble y sublime entendimiento desacordado, como la campana sonora que se hiende”. Hamlet

0-ij-AeVfy31cIQZkM.jpg

A final, todas las Ofelias mueren accidentalmente dentro del acto llamado “capítulo final”, pues este tipo de muerte se ve representada durante la obra cuando, de forma inesperada, los pronósticos de nuestra no iniciada relación terminan en un desenlace brutal; uno que carece totalmente de sentido o de lógica que pueda ser compresible con facilidad; llevándonos a intentar mantener la cordura, a través de hipótesis que suenan bastante validas; pero la conclusión siempre recae en que nuestra muerte carece de una explicación por parte de nuestro asesino.

El sobrevivir a un Hamlet es una de las hazañas más difíciles (y comunes) que enfrenta esta nueva sociedad hiperconectada, pues a pesar de que un corazón roto es el peor de los dolores que se puedan sentir, este no se manifiesta en un daño físico que pueda causar nuestro deceso (aunque durante la tristeza así lo deseemos); es por ello que la vida nos obliga a escribir el siguiente capítulo de Ofelia en nuestras vidas, cuáles serán “los actos” que nos llevaran a mantener latiendo, a un maltrecho, rasgado y agonizante corazón que tuvo que atravesar el Armageddon de un Hamlet.

0-gSBs19quPLt6CMV3

Lo que debemos pensar a profundidad, es que las páginas que siguen después del capítulo final de la relación, están completamente en blanco, está en nuestras manos si queremos incluir memorias de los capítulos anteriores, o si por el contrario queremos darle un final razonable a la trama que se venía desarrollando en las páginas que ya quedaron atrás; después de todo, las Ofelias, solemos concentrar nuestra energía y pasión en los pequeños ratos de alegría que nos brindaron los Hamlets, sin percatarnos en el hecho de que si llevamos nuestra atención hacia las demás cosas que nos hacen plenamente feliz, los trozos de amor de los futuros Hamlets ya no podrán marchitar nuestra flores, ni llevarnos a sumergirnos en un río de lágrimas.

Anuncios

3 comentarios sobre “Ofelia después de Hamlet (versión millennial)

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: