¡Se vende Novio(a)!

Mercado de Parejas

“¡Buenos días!, ¡siga, adelante!, aquí se le tiene novio, amigo con derecho, o lo que esté buscando” esta fue la frase con la que me recibieron esta mañana en una nueva (al menos para mí) cafetería donde quería desayunar; y aunque la intención era un simple piropo, me hizo reflexionar sobre la innegable realidad de la mayoría de solteros(as) en el mundo, y esta es que cada vez son más la cantidad de personas que buscan las mieles del amor sin querer una exclusividad o compromiso.

Tenemos la errada idea de que cuando nos piden disculpas, declaran confusión o incertidumbre, o nos dicen que quieren ser libres pero a la vez tener una persona para conversar ciertas noches, es el indicio de que hay una esperanza para que se forme una sub-especie de pareja, pero lo cierto es que nada de esto es una relación, crudamente esto es un simple «quiero que estés en mi vida mientras encuentro al amor de mi vida»

Podríamos colocar la culpa de no encontrar a alguien que quiera una relación formal en la tan famosa ley de atracción, la cual defiende que solo llega a nuestras vidas aquello en lo que enfocamos nuestros pensamientos, actitudes, y según el caso, nuestra energía; y si la abundancia de candidatos disponibles que no quieren compromisos solo se me aparecieran a mí y a un par de amigas mías, tal vez estaría de acuerdo con esta teoría; pero lo cierto es que, ya sea conversando con una ex compañera del colegio o charlando con un completo desconocido, voy notando que  la situación es exactamente la misma, sin importar la ubicación geográfica o el estrato social; esa situación es el hecho de que cada día hay más personas rechazando la idea de un compromiso amoroso.

Según mi opinión, nuestra “apertura de mente” y “cierre de corazón”, se debe a las desilusiones y decepciones que nos dejaron los amores pasados; y es por ello que tenemos la errada idea de que al tener un amor sin ataduras, habrán menos probabilidades de una herida profunda; pero a final de cuentas, esto da como resultado un buen nivel de desapego y una exorbitante cantidad de discusiones, conflictos y dramas que resultan más desgastantes que el despecho en sí.

La mayoría llegamos a un punto en el que nuestra soledad quiere salir a buscar la compañía que siente que se merece, pero si miramos el mercado actual para solteros(as), creería que muchos ya hemos pasado por las páginas de citas (por aquello de que ahora todo se basa en una realidad virtual), y sobre todo por el viral Tinder, el cual un amigo describe como: «realizar una fila de personas que desean tener una cita, divides el grupo en dos, los que desean salir contigo y los que no; realizas un filtro de las personas que si califican, y luego y comienzas a salir!”. A pesar de su fama de ser una app para sexo, en los dos meses que estuve utilizándola no me encontré a ninguno que manifestara abiertamente que solo buscaba una noche del placer; de hecho, dentro de mis estadísticas esto fue lo que encontré:

Sin título4

Todos queremos ser amados, atendidos, sentir que le importamos a la persona que nos gusta, hacer planes de parejas juntos, y disfrutar de la compañía y el calor humano que nos brinda una relación amorosa; el único inconveniente es que queremos todo el paquete, sin ningún tipo de consecuencias (compromisos); y es por ello que, continuamente nos estamos decepcionando de las personas que vamos conociendo o que al principio nos gustaban, es por esto que cada vez nos vuelven a romper el corazón. La reglas del juego existen por una razón, y esa es el que los jugadores no terminen dándose golpes e insultando a sus progenitoras porque salió la ficha de «saltar turno»; cualquier relación exitosa y feliz tiene reglas, estas pueden ser muy obvias como las un contrato entre los socios de un imperio, o muy sutiles como la de no mencionar el significado del tatuaje de tu mejor amigo

De algún modo, el  noviazgo tomo un concepto de ser algo que está lleno de reclamos, celos, reportes diarios, control de tiempo y privación de absoluta libertad; pero el verdadero  noviazgo, más allá de ser una atadura con cadenas y grilletes, es la deliciosa tranquilidad de compartir con alguien sin las dudas, hipótesis e incertidumbres de la etapa de conquista, es el poder llamar o escribirle a la persona sin pasar por el filtro de «después de lo que paso, ¿será que le hablo?» entre otras cosas que terminamos por simplemente asumir y no nos dejan dormir en paz.

Le tenemos más miedo a enamorarnos que al infierno. Creo que si yo fuera una campaña publicitaria, mi frase de marketing sería algo como: #Másamigosymenosbeneficios, pero la realidad es que si no te das la oportunidad de comprometerte con lo que estas sintiendo, ¿cómo vas a ver lo que hay del otro lado del miedo?

Anuncios

Un comentario sobre “¡Se vende Novio(a)!

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: