Patología de un amor sin remedio

Los síntomas de un corazón roto comienzan mucho antes del diagnóstico; sospechas, dudas, percepción en el cambio de la conducta, miedo, pánico, y demás; de algún modo, entre todo este desorden, nuestro cerebro comienza a tomar dos bandos:el de la advertencia que te índica que debes reaccionar, y su parte antagónica, la inseguridad que te anuncia que todo es solo una percepción, una idea mal interpretada; y como en todo simulacro de catástrofes, es natural que tu mente te muestra un aviso gigante que dice «recuerde conservar la calma», cosa que por lo general es lo último que suele suceder; a su vez lo que realmente pasa es que la cantidad de teorías de conspiraciones que vamos imaginándonos es infinita; pero la tragedia se agrava cuando comenzamos a buscar al terrorista dentro de nosotros, algo que es bueno por la auto reflexión y a su vez terrible por colocarnos como blanco de tiro por no haber recordado que le gustaba el café negro en aquella salida juntos (entre otras bobadas).

Cuando llega el diagnóstico no existe contemplación, ya sea por que eres formalmente notificado que tu vida amorosa se acabo o por que te enteraste por algún otro medio, y aun así, hay casos aún más graves en los que no eres notificado y simplemente recibes una gigantesca cantidad de silencio; sin importar como te enteraste de tu muerte, los reflejos comienzan a manifestarse de inmediato (en algunos casos tardan hasta 48 horas en aparecer) buscas remedió en tus amistades y magicamente todos los que conoces están ocupados, recurres al plan b y tu concepto de anestesia es comer hasta reventar o ingerir alcohol hasta olvidar temporalmente que te acabas de morir, posteriormente a lo anterior aparecen el insomnio y el llanto, forman un combo con la comida y el alcohol que se adhieren a ti como una sanguijuela y para completar tu funeral, tu cerebro durante las próximas 4 u 8 semanas solo presentara en sus salas de cine, en todas sus funciones «los recuerdos del ayer», lo cual es una película interesante, pues detalles microscópicos y desapercibidos comienzan a aparecer para nuestro conocimiento, procesamiento y aprendizaje; mientras este lapso dura sentimos que jamás obtendremos justicia, que la vida nos esta reprendiendo por alguna mala acción y que estamos fregados!.

Después de deshidratarte a punta de lágrimas, de rozar la insalubridad mental con todo lo sucedido, deberías tener una sensación de orgullo, atravesaste el infierno sin terminar en suicido (o en algunos casos alguna especie de metamorfosis zombie), pero esa no es la verdadera batalla, la lucha donde se demuestra el sudor y la sangre de la victoria es cuando tienes frente a tus ojos aquello que te arruino, resplandeciente, renovado y brillando solamente para ti; tu infinita fuente de enamoramiento regresa a ti, y esta vez parece que todo es perfecto; bien dicen «cuidado con lo que deseas»; paso casi año y medio para ver mi sueño hecho realidad, pero con el excelente sentido del humor que tiene la vida, llego a un desierto que el mismo construyo durante ese lapso de tiempo, apilando orgullo tras orgullo, lágrima a lágrima; no queda ni el más pequeño microbio de ese nido de amor; algunos recuerdos neutros y una bandera blanca en son de paz con la frase «haga lo que se le de la gana».

El que ese otro amor no sea correspondido de igual medida, que no haya resultado, eso también es vivir, y lo que me brinda esa chispa de paz no es el hecho de que alguien en quién coloque mi confianza dejara de hablarme por completo, lo que me conecta a mi ser es que di la pelea, luche, me disculpe, ame… Que en ambos casos saque mis mas hermosos sentimientos a flote aún en el peor de los momentos, no me rendí…Simplemente viví.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: