La Resiliencia del amor

Para nadie es un secreto que el amor desde hace décadas se ha convertido en un juego, uno que deja a su paso una larga lista de corazones rotos; las instrucciones de este juego a pesar de parecer confusas y variables, en realidad están basadas en comportamientos de la prehistoria, época en donde la motivación del hombre era todo lo que implica el arte de cazar, y el sueño de toda mujer era preservar y mantener el nido familiar; de una u otra forma, una parte de este concepto se ha conservado a través del tiempo, y ha trascendido al punto de ser aplicado en al ámbito de relaciones amorosas; como bien lo explica el psicólogo Enrique Delgadillo, la mujer, una vez que demuestra su interés en el hombre ya es considerada como una mujer conquistada (cazada), por lo tanto el hombre pierde el interés y busca una nueva presa que le brinde el reto de planear una nueva cacería… pero ¿qué pasa cuando al no cultivar lo conquistado, la se aleja y desecha por completo la ilusión de quedarse con ese hombre?.

Es cierto que el género masculino puede aburrirse cuando todo resulta demasiado fácil; pero ya que no todos los seres humanos somos iguales, algunos prefieren que las cosas fluyan y no encontrar tantos obstáculos en el camino; y es justo en este punto cuando llega el mágico consejo de ser resilientes, ya que es dentro de esta confusión, que nuestros cerebros hacen corto circuito, y la noche de cenicienta termina convirtiéndose en una verdadera pesadillA.

1-iuOhSWZL-lzzygIV32_Bhg

Debido a que no existe un manual que nos indique el punto exacto de la línea limítrofe entre la excesiva dignidad y la completa falta de amor propio; dedicamos toda nuestra atención y nuestra energía a no ser los perdedores de la banca en el juego, cuando en realidad lo que nos da una alta probabilidad de éxito es el pensar en ganar el juego (disfrutar el proceso) , a final de cuentas, entre consejos y opiniones de terceros, terminamos divagando entre el objetivo que deseamos alcanzar y el proceso a seguir para obtenerlo, pero en ningún momento hacemos una pausa para entender la alta posibilidad que existe de terminar perdiendo la meta por completo, pues pasamos completamente por alto que la persona que nos gustaría tener a nuestro lado trae consigo océanos de decepciones y desamores, por lo cual al primer indicio de cambio por parte nuestra, le brinda el amplio deseo de huir lo más lejos posible de lo que estamos ofreciendo.

a resiliencia es un término que está siendo utilizado con la misma ligereza que aconsejamos usar una prenda negra en cualquier evento formal, pero llevar esto a la práctica en el ámbito emocional es una tarea ardua, debido a que somos seres llenos de sentimientos, los cuales van variando y fluyendo a medida que transcurre el día; y a pesar de ser dueños de nuestras emociones, estas tienden a controlarnos a raíz de las millones de hipótesis que nos presenta el cerebro sobre una situación específica, y más cuando se trata del amor; lo cierto es que, dependiendo de la persona, el sacar nuestro comodín de resiliencia para tratar de comprender lo que la otra persona está sintiendo hacia nosotros, y si nuestros sentimientos están siendo o no correspondidos, es un arma de doble filo que puede terminar convirtiendo en un drama nuestra próxima comedia romántica.

1-lwocpej6O4Jvs_NeP7tY1w

Vivimos en un planeta lleno de corazones rotos, donde le dejamos a nuestro cerebro toda la responsabilidad de protegernos de una próxima decepción amorosa, por lo tanto somos propensos a jugar ciertos trucos para mantener al espectador interesado, y así por consecuente obtener el éxito que deseamos; pero bien dice la frase “ no endereces lo que no está torcido”; si venias conversando todos los días con esa persona, no dejes de hacerlo, y si por algún motivo quieres alejarte, busca la manera de hacérselo saber, pues las especulación y las conclusiones basadas en silencios no aclarados, no solo perjudica a la otra persona, sino también a ti mismo, por no determinado que es lo que realmente deseas y que es lo que en verdad te hace feliz; por lo tanto, si te vas a arriesgar a salir con alguien, deja las cosas fluir, y olvídate de la cacería, ya encontraras otras cosas en esa persona que te motivaran.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: