Googleando Amor

¿Recuerdas como conociste a esa persona especial?, ¿recuerdas aquel amor que aún no has podido sacar de tu memoria?, seguramente si miras hacia atrás, te darás cuenta de que dicha conexión entre ustedes no se inició en una disco, ni mucho menos en una página de citas por internet; lo más seguro es que este primer encuentro haya sido casual e inesperado; esto se debe a que el amor real, dentro de su libre albedrío, no lo encontramos, este nos encuentra a nosotros; entonces…¿porque buscamos frenéticamente postulantes para ser el siguiente “amor de nuestras vidas”?, la respuesta es sencilla: aunque la soledad es buena, no nos gusta la idea de que sea nuestra mejor amiga para siempre.

Debemos admitir que nos fascina hacer networking de amor, y encontrar una cantidad de opciones parecida al número de colores que trae la marca Faber Castell, esto en parte debido a que nuestra decepciones amorosas del pasado nos llevan a ser cuidadosamente selectivos en nuestra próxima pareja, así que, deducimos, que a mayor cantidad de opciones, más fácil sera determinar con exactitud que tono de azul perlado se ajusta mejor a nuestro mundo arcoíris.

Las complicaciones aparecen cuando esta amplia gama de opciones nos acercan más hacia la decepción que a la satisfacción; uno de los elementos que nos lleva a sentirnos desilusionados de las relaciones modernas , es que las personas que vamos conociendo tienen múltiples etiquetas para determinar una relación; por ejemplo, existen personas cuya zona de confort es ser totalmente descomplicadas, de allí nacen las relaciones del tipo: “amigos con derechos”, “amigovios”, “relación abierta” y en últimas instancias el “ cómo va viniendo vamos viendo”; por otro lado, tenemos a las personas que están demasiado comprometidas con su amor propio; por lo tanto, suelen pasar su vida saliendo constantemente, pero sin entablar ninguna conexión estable; esto debido a que se enamoran perdida y profundamente de su soltería; y por último, pero no menos importante; están esas personas que pasaron su juventud descubriendo su verdadero “yo”, y aunque en su edad adulta aun no lo han encontrado, prefieren seguir en la búsqueda teniendo una compañía al lado (cualquier tipo de compañía); téngase en cuenta que esto solo lo aplica cuando el plan de tener cantidades infinitas de dinero en la cuenta bancaria falla estrepitosamente.

Uno de los motivos que nos lleva a buscar el amor entre apps e internet, es el exceso de “socialidad” virtual y escases de compañía real; pues este mundo paralelo que nos brinda las redes sociales, nos lleva a sentir que la soledad es un abismo de una magnitud mayor que la del Gran Cañon de EEUU; y es por ello que el estar solo, más allá de ser considerado una virtud espiritual, se cataloga como una maldición egipcia que debe ser solventada cuanto antes; no cabe duda que la ansiedad nos domina en estos días; y queremos que nuestra vida sea un Google tridimensional, donde todo lo obtengamos al alcance de un clic (incluyendo el amor), pero lo cierto es que aquello que denominamos “amor” es incontrolable; no podemos programarlo, ni controlarlo, es parte del flujo natural del universo, llega cuando tiene que llegar y cuando menos lo estamos buscando.

Para nuestro infortunio, el amor no es de esas cosas que podemos obtener en la tienda, o visitando al mejor profesional esotérico del país, es por ello, que la opción más viable para ampliar nuestro rango de búsqueda es el dedicarnos a socializar ; pero esto debemos hacerlo con responsabilidad emocional, entiéndase, que debemos aclarar desde el principio que solo buscamos amistad, y que nuestro deseo se limita a ampliar nuestra lista de contactos u amigos en red, así no solo tendrás un filtro para aquellas personas que solo buscan pasar un momento de placer, si no también te evitaras otra posible grieta en tu ya roto corazón.

El amor en red es un mundo incierto, para unos pocos funciona a la perfección y para otros muchos es una verdadera pesadilla, lo cierto es que en el amor y en la guerra todo se vale, siempre y cuando tengas claro las reglas de juego y el objetivo a alcanzar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: