Despecho en pausa

Hoy en día es muy común que una relación afectiva, que se encuentra en la etapa de cortejo, nos envíe en un vuelo sin escalas directamente al limbo de la indecisión; lo cual ocasiona que el proceso de salir y conocer a una persona, se convierta en llevar a cabo una serie de maromas, estudios e hipótesis científicamente no comprobadas, que nos ayuden a tratar de determinar cuál es el objetivo de la contraparte al mostrar un interés sentimental en nosotros. A pesar de que todo esto suene bizarro, y permita que salgan a relucir las frases de: “pregunte antes de asumir”, o “deja fluir”; lo cierto es que estamos en medio de un juego, en el cual el ser demasiados obvios al querer saber si somos o no correspondidos, ocasiona la perdida de una gran parte de nuestra dignidad, y por consecuente el interés de la otra persona; y por el otro lado, si nos arriesgamos a vivir el momento y hacemos la pregunta sin tapujos ni reservas, obtenemos una respuesta que termina siendo una evasiva y confusa explicación para la frase “definitivamente tal vez” (defitnatly maybe)

Es justo en este limbo de lo incierto donde comienza la tormentosa montaña rusa de emociones, ya que nos encontramos con la realidad de que las cosas no están saliendo de maravilla como inicialmente creíamos, y al mismo tiempo, aún no hemos sido excluidos por completo de la no iniciada relación; como si esto fuera poco, nuestro raciocinio comienza seriamente a considerar el factor de que estamos siendo el plan B de la otra persona, es decir, somos el plan de refuerzo en caso de que su primera opción falle estrepitosamente. A este abominable paseo yo lo llamo “despecho en pausa”, ya que somos una mezcla de la tristeza que nos produce el hecho de que varias de las ilusiones que nos planteamos se vieron quebradas, pero a su vez, estamos alegres por la esperanza que nos dan ciertos hechos indicando que aún está vivo el interés que tienen hacia nosotros; en conclusión, somos una combinación bipolar definida como “cuando quiero llorar no lloro”.

Estar dentro de esta fase es lo peor que puede pasarle a alguien que sufra de ataques de pánico, problemas de ansiedad, o aquel cuyo carácter sea definido por la impulsividad; a pesar de ello( y para el resto de los mortales), esta fase en una terapia de choque con intervalos intensos y cortos, para definir qué es lo que realmente estas buscando en la relación, es este “despecho en pausa” el momento ideal para aclarar la perspectiva de todo y determinar si esa persona realmente te conviene, y si estas o no dispuesto a aceptar todos los defectos que vienen consigo; incluso , atravesando este camino de piedra entenderás si realmente estas dispuesto a adaptarte a esos inconvenientes que en un principio te desagradaron de la otra persona.

Algunos de los tips que hacen que este proceso no se convierta en un verdadero calvario son:

1) Haga el papel de abogado: Es decir, no dictamine una sentencia hasta no haber reunido pruebas suficientes y contundentes para darlo todo por perdido. Si usted sospecha que es el plan B de su futuro amado(a), o que existe algún contrincante en la contienda; no derroche su tiempo peleando con un enemigo imaginario, y ni por un instante olvide que la batalla no se acaba hasta que suena la campana del último round.

2) Escuche a su intuición de una vez por todas: Es normal que en medio de la confusión tengamos presentimientos encontrados y confusos; de aquellos que se debaten entre la idea de que todo saldrá bien, y esos que nos hacen sentir que nos están viendo la cara de idiotas; así que para saber cuál de las dos versiones es la real, sugiero el siguiente ejercicio: busque en internet un mensaje (consejo) del día; ya sea un mensaje religioso, esotérico o simplemente su horóscopo; léalo y relaciónelo con su situación; si la respuesta es negativa, deténgase un momento y preste atención a como se siente; enfóquese más allá de la decepción, y si dentro de la calamidad siente al menos un leve alivio, entonces eso es lo que su intuición ha tratado de decirle todo este tiempo (el mismo ejemplo aplica para respuestas positivas)

3) Proteja a toda costa su paz interior: Para ello usted debe hacer una transferencia de enfoque de atención, es decir, traslade toda su atención desde la persona de su interés (y lo que tenga que ver con la vida de esta), hacia cualquier otra cosa que tenga que ver directamente con usted y su individualidad; entiéndase, deje de pasar todo el día pensando en si la persona le va a llamar o si le dejo en visto en whatsapp, y dedíquese a enfocarse en el curso que no termino, en salir a un café con sus amistades, a pintar mandalas, o cualquier cosa que mantenga sus pensamientos ocupados; esto no solamente le ayudara a ver que hay vida más allá de su indefinida situación amorosa, sino también a que pueda dormir mejor por las noches.

4) Su mente es su peor enemigo: Si usted piensa que le están tomando del pelo, probablemente así sea; si usted piensa que esa persona está con alguien más, probablemente así sea; todo lo que piense probablemente así será, y no lo digo por aquello de la ley de atracción, lo digo porque somos seres que actuamos de acuerdo a nuestros pensamientos; este es un fundamento basado en la psicología; y esto funciona de la siguiente forma: si pienso que estoy siendo engañado, me siento engañado y por ende tendré conductas de una persona engañada; ¿y dónde está el engaño? En su mente!. Cuide lo que piensa sobre la situación, y los consejos que recibe al respecto, puede que este dejando ir al verdadero amor de su vida.

5) Mantenga la calma casos de emergencia: Tómese unos segundos antes de reaccionar ante cualquier estimulo, es decir, ya sea que la persona le mande un mensaje romántico, le ignore al no leer ninguno de sus mensajes, o simplemente le responda de manera despreocupada; no se abalance con la primera respuesta que le venga a la mente, ya que este primer pensamiento suele ser euforia total (ya sea alegría o indignación), el secreto para ganar la guerra es estar en calma para poder pensar asertivamente, por lo cual sugiero que leas no menos de cinco (5) veces el mensaje en cuestión antes de determinar la reacción que tendrá usted ante este.

La mayoría de las personas al sentir que entran en un “despecho en pausa”, suelen cantar la retirada de la batalla dejando todo al olvido, o en el peor de los casos, preguntándose constantemente que hubiera sucedió si las cosas hubieran tomado otro rumbo (o las hubieran manejado de forma diferente); en lo personal, siento que es provechoso el someterse a semejante tragedia shakesperiana, ya que este periodo de limbo te ayuda a delimitar que es lo que estás dispuesto (y que no) a encontrar en una relación amorosa, de igual forma, te ayuda a definir el tipo de persona que estás buscando; recuerda que esto es solo una fase, no es para siempre, y esta puede ayudarte a aprender cosas importantes sobre el amor, la vida y hasta sobre ti mismo

Y a todos los que están pasando por un despecho en pausa les dejo la siguiente frase de una canción:

Ay no te desesperes y ten paciencia
que todo en la vida viene….
no se trata de velocidad, si no resistencia
para lograr lo que se quiere

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: