Buscando mi Muchosidad

Y como Alicia (yo) comenzó a encontrarse

pexels-photo-60219

Lo sería si lo fuera. Pero si no es no es. Pero si lo fuera podría serlo. Pero si no lo es no lo es y ya.

A pesar de lo que digan, la soledad es una época maravillosa, te brinda esa sensación de tener la libertad en tus manos; pero en ciertas ocasiones, el estar solo se vuelve algo fácil y simple, y es justo en ese punto cuando decides aventurarte a dejar el amor por la tranquilidad, y salir a explorar lo desconocido; es justo aquí donde comienza mi historia:

No daré los detalles de como entre al agujero del conejo; solo diré que atravesé la diminuta puerta del mundo de Alicia, con un latte y dos de azúcar; para ese entonces no sabia que estaba teniendo mi propia «hora del té»,pero sin duda alguna, antes de dar el ultimo sorbo, ya comenzaba a conocerme a mi misma un poco mejor; mi primera lección durante la travesía fue el saber que mientras alguien no me es atractivo , soy una persona elocuente, divertida y encantadora; la perfecta protagonista para una historia de amor; pero justo en el instante en que encuentro que hay algo del chico que tengo en frente que me gusta, mi cerebro simplemente hace corto circuito y decide desconectarse por completo, bloqueando totalmente la paciencia y la resiliencia.

Bien se sabe que dentro del país de las maravillas todo es relativo, sobre todo el tiempo; por ende no se cuantos minutos u horas pasaron antes de notar que sin duda alguna el sombrerero y yo estábamos destinados a encontrarnos; entre nosotros existió una conexión que pocas veces suele darse entre dos personas; y con conexión, no me refiero a amor a primera vista o estar juntos para siempre; me refiero a esa sensación de que sabes que algo mágico sucederá (aunque esa magia no esté relacionada con los sentimientos)

Si conocieras el tiempo tan bien como yo, no hablarías de perderlo

Sensación que quedo confirmada con una propuesta para tener otra cita; y aunque al salir el sol el interés de continuar el camino aun seguía vivo, mi «open minded heart» no tenia miedo de expresar lo que sentía, tal y como lo sentía (error); pues a pesar de que no se hablo de amor eterno, si me permití manifestar que el compartir unas horas, había hecho que le tomara importancia al sombrerero y a su tan relativo mundo (otro error), en este punto del viaje aprendí que las expresiones de los sentimientos ya es algo sobre-valorado, y que más allá de brindar seguridad, provoca miedo y ganas de huir en la persona que lo recibe.

Luego de un par de malentendidos y algunos caprichos sin cumplir, llego el momento de la despedida , pues mi sombrerero me demostró con actos ( y montón de mensajes que solo quedaron en «visto»), que no deseaba continuar mi camino; el había perdido todo tipo de interés; y aunque se supone que esta es la parte triste de la historia, lo cierto es que si hubo magia (para los mal pensados : no me refiero a eso), su forma de ser me hizo ver el mundo con ojos de Alicia en el país de las maravillas, donde debes disfrutar la vida como viene.

No tiene utilidad volver a ayer, porque entonces era una persona distinta.

Posiblemente mi querido sombrerero ya no me recuerda, probablemente ya se haya perdido, quizás encontró a otra Alicia, una cuyo corazón no haya perdido su muchosidad, pero sin duda alguna, con menos de 24 horas de tutoriales, me llevo a aprender que la felicidad no esta en dejar atrás tus principios, que los paradigmas pueden romperse, siempre y cuando exista tiempo y paciencia; del sombrerero también aprendí que alguien que solo ves un par de veces se puede ganar tu cariño y un lugar importante en tu vida, pero que no depende de ti el que esa persona decida recibirlo; me enseño que aunque la ilusión solo este presente durante una cena, se puede volver a soñar con un amor, ya que a final de cuentas esta es otra de las formas en las que se manifiesta el amor del universo.

Alicia: esto es imposible.

El sombrerero loco: solo si tú crees que lo es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: