¿Que precio tiene tu salud?

 

Gastamos muchísimo dinero es tener algo medianamente parecido a la retaguardia de Kim Kardashian o al menos levemente similar al torso de Cristiano Ronaldo; gastamos miles y miles en todo aquello que nos acerque a esta meta: desde el cereal que sabe horrible pero es rico en fibra, hasta los zapatos adecuados para un adecuado entrenamiento; como si fuera poco, no podemos dejar de lado todos los costosos suplementos que compramos porque estos garantizan que nos brindaran un camino más rápido y efectivo hacia nuestro ideal; todo esto lo hacemos bajo la justificación (o excusa para nuestro yo interior) de «estoy invirtiendo en mi salud»; cuando en realidad en lo que estas invirtiendo es en lucir una figura envidiable en las redes sociales.

Estamos seriamente preocupados en los indices de masa corporal, y altamente angustiados por llenarnos de musculo y no de grasa, pero… ¿Cuando fue la ultima vez que revisaste tu colesterol? O quizás, ¿cuando fue tu último examen medico?

La cuenta mensual del gimnasio, la compra de las cosas que el entrenador nos sugiere para llegar a la meta y mantenernos en ella, la ropa de ejercicio y demás accesorios; suman en total un gasto bastante considerable dentro de tus finanzas; el problema radica en que mientras somos jóvenes y fuertes, pensamos que no tendremos que preocuparnos por la hipertensión hasta que formemos parte de un geriátrico, nos sentimos tonificados y sexy, que es muy parecido a sentirnos inmortales; pero una vez que el cuerpo avisa que algo se esta dañando, ya no hay vuelta atrás, una cosa conlleva a la otra; la hipertensión hace que tengas taquicardias, las taquicardias te llevan a pequeños ataques de pánicos, y así sucesivamente; por lo tanto, de la noche a la mañana tus gastos médicos comienzas a subir como un globo aerostático, al punto en el que sientes que la mitad de tus ingresos terminan en el sistema de salud nacional.

Detestamos ir a un consultorio medico, (a menos que este sea «dietologo» o cirujano plástico). Nuestra definición de “paciente”, más que semejarse a tener paciencia, se relaciona con largas esperas, aguantarse a una recepcionista indiferente y amargada, compartir la gélida sala con personas que no paran de toser, llegando a catalogar nuestra experiencia como incomoda y traumatica; esto en parte porque nuestros padres nos llevaban obligados, madrugados y sin desayunar, a ver al doctor sin estarnos muriendo; lo que genero que en nuestra vida adulta, solo estemos dispuestos a someternos a semejante tortura cuando la automedicacion falla; lo cierto es que, nos guste o no, un medico es la persona que paso años y años comprendiendo a fondo como funciona el cuerpo humano y cuales son sus posibles fallas, y por muy desagradable que sea agendar una visita, es la mejor opción para no terminar dejando toda nuestra pensión en la farmacia más cercana.

Tendemos a confundir estar tonificado con saludable, en efecto, los médicos recomiendan ejercicio constante y una alimentación saludable, pero estos dos elementos no hacen que nuestro cuerpo sea inmune a cualquier posible ataque; por ejemplo, la diabetes no solo viene acompañada de la obesidad, también viene de la mano con enfermedades renales; el ejercicio ayuda a que nuestro organismo funcione mejor, y distribuya de manera eficaz los carbohidratos y nutrientes; pero no es la píldora mágica que elimina por completo el estress y otras patologías que se presentan durante nuestra existencia.

Si ponemos tanto empeño en envejecer sexys y saludables, ¿por que no comprar el combo completo?, Aquel que incluye al menos una cita medica y un examen hematólogico cada cierto tiempo; prevenir aquello que el ejercicio y una buena nutrición no cura, pienso que hacer esto una vez al año ayuda a que puedas pasar mas tiempo de calidad con tus nietos y familiares, y menos tiempo entre hospitales y farmacias; pierde el miedo a lo desconocido, y toma acción en los métodos de prevención.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: