Rompiendo el silencio

La historia va más o menos así: Chico conquista a la chica con detalles, atenciones, llamadas constantes, chats hasta altas horas de la madrugada y demás, lo cual va desde un cena romántica hasta ir a cuidar un resfriado, mientras más compromiso indique el detalle más efectivo será el logro del objetivo; comparten algunas citas, intercambian miles de textos, y BUM! la chica es conquistada! (todo esto en un periodo no mayor a 30 días); una vez que la chica se ilusiona con el chico y comienza su fantasía de novela romántica, comienza el idilio y la diversificación de una relación de pareja en el 2016 ;Las relaciones actuales las puedo separar en tres tipos:

La clasificación 1: Esta abarca el “solo somos amigos”, “amigos casuales” y el resto de sus derivados (esta clasificación es el status del 85% de las mujeres que conozco en mi vida); la misma consta de tener citas, sexo, salidas, desayunos juntos, peleas, reconciliaciones, amigos, viajes juntos, y en algunos casos cierto tipo de convivencia de pareja, etc. Es ese limbo de estarse conociendo en un lapso de tiempo absurdamente largo (el cual abarca desde el tercer mes de conocerse hasta que se acabe la existencia de la relación o de la chica). Existen algunos casos, cada vez más escasos, en los que el chico quiere ser un poco más formal para coincidir con los valores católicos de la chica, y la relación pasa a tener el nombre de “estamos saliendo”, lo cual no necesariamente indica exclusividad en la relación; durante este status el apoyo, económico, emocional y psicológico es un servicio opcional que viene con el combo del chico en cuestión, entiéndase que el chico no está en la obligación de brindar el apoyo requerido; lo mismo aplica para “te amo”, “te quiero” y demás muestras de afecto, las cuales irán variando según el evento que se presente y las personas que asistan a este; esto puede generar que la chica entre en conflicto interno sobre todo por el lado de inseguridades; ya que comienza un dilema de que si ella siente falta de afecto significa que al chico no le importa la estabilidad de su pareja y que debe retirarse, pero al mismo tiempo, ella se plantea que si deja de mostrar afecto y se coloca al nivel del chico, este sentirá desinterés por parte de la chica y terminara reemplazándola; analfabetismo emocional, miedo al compromiso, entre otros problemas que puedan presentarse en la relación deberán ser aceptados y tolerados, ya que debido a la ligereza del compromiso las posibles soluciones solo deberán ser entregadas a modo de “buzón de sugerencias y reclamos” teniendo el debido cuidado de que la sugerencia no suene a reclamo para no herir susceptibilidades o generar la resurrección de miedos pasados.

La clasificación 2 solo ocurre si la suerte está a favor de la chica y eso si ella encuentra un diamante en medio de un océano de rocas silvestres, entonces la chica tendrá el honor (y a lo que llamo hoy en día un milagro) de que el chico con el que sale la llame “novia”, este fenómeno cósmico solo puede darse para la clasificación 1 si el periodo de “tenemos algo” y “estamos saliendo” es inferior a los 3 meses, luego de este lapso de tiempo las probabilidades de pasar a la clasificación 2 son entre el 0.00000021% y 0; es en esta clasificación donde comienza la saga de “Juegos de amor”, la cantidad de pruebas es infinita, y más que luchar para que se mantengan los 2 con vida, la lucha es para no matar al otro sin autodestruirse (teniendo en cuenta que el romper un corazón es una forma de asesinato no reconocida). Existe la probabilidad de que se caiga en la rutina, el exceso de confianza (no cuidar su aspecto físico, entre otros desmanes) y polémicas sobre el futuro en esta clasificación, todo dependiendo del proyecto que se tenga en mente para el futuro y los tiempos para llegar al objetivo; desde mi perspectiva es un status en el que comes helado de clavos, te hace daño pero estas dentro de la dulzura de una “estabilidad” que está en peligro de extinción.

La clasificación 3 llega si la chica ha superado infidelidades, obtuvo la aprobación en el estudio de su situación financiera (sutilmente evaluada por el chico), aprobó con un número mayor a 5 la evaluación de nivel de Fitness, se graduó con honores y diplomas en capacidad de tolerancia y paciencia, paso por el Test de IQ y EQ (el cual es calificado por el chico y debe estar por encima del promedio), y por último , sus acciones están en auge en la cotización de mujeres de su misma edad en el mercado bursátil, entonces es apta para optar por la clasificación 3, la tan esperada y deseada “Esposa de fulanito” (el ser apta no implica que le sea otorgada)

Entiendo a la perfección que en este nueva época, siglo y milenio hay que modernizarse, que lo vintage solo está de moda en objetos y ropa, pero en qué momento pasamos de la relación bonita de cuento de hadas que tienen nuestros padres (indiferentemente de si ya se encuentran separados o no) a este liberalismo dependiente de amor, donde ya no importa, ni la dignidad, ni el respeto, ahora lo más importante es no estar solo, sin importar las consecuencias o traumas psicológicos que ello implique, en los 80’s se les infundía terror a las chicas hablándoles del divorcio, en el 2016 se les infunde terror llamándolas “mujer soltera”, de algún modo hemos preferido tener a alguien a nuestro lado, solo por decir “estoy con alguien” sin importar la etiqueta de esa relación, o si a ese alguien le vale 5 grandes kilos de ….. nuestra salud física y mental; se preocupan mientras dura la fase de conquista, pero al parecer pasamos de estar programadas para lavar, planchar y tener bebes, a estar programadas para ser lo que el otro quiere que seamos, porque si les hacemos un reclamo formal, simplemente estas incurriendo en un delito de una relación sin compromiso; ahora pienso que si hubiera sido terapeuta hoy en día tendría una fundación llamada “cambio corazones rotos por amor propio”; en mi experiencia me he aferrado ridícula y extrasensorialmente a una persona toxica, mi elección ha sido por motivos netamente emocionales, por mi cerebro no ha pasado en ningún momento el miedo a ser soltera y a que me rompan el corazón (el cual ya lleva 3 reparaciones y una reanimación ), y a pesar de que estoy totalmente dispuesta encontrar la felicidad en otra persona, debo admitir que la absurda persistencia en recuperar mi clasificación 2 con esa persona en particular me ha llevado a aprender e internalizar lo que se necesita para una clasificación 3 duradera y estable (cuando llegue la persona y el momento para ello); al igual que las personas que conozco, he perdido la tranquilidad, armonía y estabilidad de mi vida, todo esto dentro de la clasificación 2, por lo cual solo puedo comparar estas emociones en la clasificación 1 como el mismísimo infierno de dante; ok , todos escogemos como queremos matarnos la vida y por qué queremos sufrir, se en carne propia que el desamor y un infarto deberían ser considerados con la misma gravedad, pero en verdad preferimos atarnos a una infelicidad infinita que pasar por unos 20 días de sufrimiento?, Realmente deseamos aguantarnos y callarnos antes que volver a empezar? ,Si crees que es difícil imaginar la vida sin esa persona, con todos esos recuerdos, con todo lo que aguantaste, con todo el tiempo invertido, imagino lo terrible que es que el fin llegue después de varios años atravesando este calvario, y más cuando las mujeres venimos con el chip de los 30 años incluido, es entonces cuando estoy de acuerdo con todas esas páginas motivacionales y me digo (y les digo) “El momento… es ahora”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: