Las lecciones de amor que aprendí de Jim

Mi historia con Jim estaba destinada a terminarse el mismo día que comenzamos; lo nuestro era un amor que estaba muy lejos de convertirse en los insomnios de un romance idílico, ni mucho menos era de esos en lo que se permite fantasear con un futuro juntos …

Conocí a Jim en ese momento de mi vida en el que no quería nada con el amor y deseaba ver a cupido muerto y bajo tierra; estaba hastiada de conocer a hombres cuya única intención era llevarme a la cama y a partir de ahí ver hacia donde fluían las cosas (conducta que he criticado los últimos 8 años de mi vida); así que, cuando él comenzó a relacionarse conmigo, para ese momento mi forma de proyectarme ante el mundo era la de una mujer relajada y tan segura de sí misma, que no quería a nadie a su lado, en otras palabras, era la candidata ideal para una relación pasajera y fortuita.

Sigue leyendo “Las lecciones de amor que aprendí de Jim”

Como lidiar con un corazón roto durante el COVID_19

Muchos hablan de la lucha por mantener el amor vivo en tiempos de aislamiento; pero la verdadera batalla se libra en esos amores que se dijeron adiós justo antes de la cuarentena.

Sigue leyendo “Como lidiar con un corazón roto durante el COVID_19”

Propósitos (de amor) para el 2020

Un poco de Mía Astral, Insta-fitness y Cierre de Ciclos.

No podemos dejar de lado el hecho de que esta última década nos enseñó que los presagios de año nuevo ya no son lo que eran antes; poco a poco dejamos de insistir en las viejas tradiciones tratando de creer en la tan publicitada (e inexistente) magia de las mismas; y decidimos enfocarnos en la realidad de que surte más efecto el tomarse las 12 uvas en una copita de vino, que atragantarse con ellas; que el comprar un calzón amarillo no es señal de abundancia económica, sino de otro gasto innecesario en tu cuenta bancaria, y que el pasear las maletas no sirve de nada si no tienes el boleto de avión previamente comprado.

Sigue leyendo “Propósitos (de amor) para el 2020”

Fidelidad Millennial

Y como pase de ser la futura esposa a ser la amante.

Desde hace ya bastante tiempo he pensado que la fidelidad es un concepto que debe ser replanteado; ya que, si bien es cierto que nos hemos enamorado perdidamente de la sensación de sentirnos exclusivos en la vida de nuestro crush, también debemos estrellarnos con la realidad de que internet nos abrió un portal inestable hacia las relaciones modernas, llevándonos a los límites que van desde buscar sexo (camuflado o casual) en una app, hasta agencias que te coordinan la boda con la persona que científicamente es tu alma gemela.

Sigue leyendo “Fidelidad Millennial”

Desintoxicando un corazón roto

Todos somos tóxicos a veces, pero podemos darnos cuenta rápidamente.

Comencemos por el principio: ¿Qué es un detox emocional?

Como yo lo veo: Es la firme voluntad de mandar a la basura todo aquello que te está causando angustia, canas, y sobrepeso.

Sigue leyendo “Desintoxicando un corazón roto”

Porque cada vez los hombres se enamoran menos?

… y no es que las mujeres nos quedemos atrás; pero nuestra naturaleza biológica de “madre rehabilitadora” hace que un diminuto pepe grillo interno nos diga con frecuencia “vamos, inténtalo una vez más” (no solo en el amor, en todo), saltando una y otra vez dentro de las mieles del romance, mientras los hombres nos observan desde la distancia como si estuviéramos dementes por intentar aquella locura una vez más.

Más sin embargo, a pesar de que las féminas con el avance del periodo millennial nos lo estemos pensando 10 veces antes de volver a enamorarnos, es un poco más común escuchar en conversaciones sociales que la chica esta sufriendo porque un chico, la quiere, pero no esta enamorado de ella; y más allá de los posibles motivos traumáticos de la infancia del chico, sin duda hay otros factores que definitivamente deberíamos mirar con lupa, como por ejemplo:

Sigue leyendo “Porque cada vez los hombres se enamoran menos?”

Lo que puede causar un corazón roto

y como un despecho puede cambiar el mundo…

Somos la generación que prefiere partirse una pierna escalando el gran cañón, a tener que pasar por el abominable proceso de un corazón roto; pero dentro de nuestras agitadas e “instagrameables” vidas, no nos hemos dado cuenta del gigantesco potencial que tiene ese dolor en nuestras vidas; no percibimos el como algo que nos acaba, termina por impulsarnos hacia un mejor nivel de vida personal (y emocional)

Sigue leyendo “Lo que puede causar un corazón roto”

¿Cómo saber si la relación va en serio o es una relación casual “camuflada”?

Instagram y Tinder nos dejaron en claro que el conocer personas guapas, inteligentes y solteras está al alcance de nuestro Wi Fi; convirtiéndonos en seres insaciables a la hora de buscar y encontrar el amor de nuestras vidas. Dicha habilidad para huirle a una relación seria, se debe a que nos vemos en un mundo con tan amplia gama de opciones, que nos parece casi inconcebible comprometernos a una sola relación durante un largo periodo de tiempo.

Sigue leyendo “¿Cómo saber si la relación va en serio o es una relación casual “camuflada”?”

Manual de Usuario para superar un “Cierre de Ciclos”

Si de por sí ya es bastante difícil salir del despecho en una relación que pudo considerarse como buena o saludable, el poder salir a flote después de haber pasado por una relación que fue un vaivén de chulos azules sin respuesta en whatsapp (y muchísimo sexo de reconciliación), es una tarea que debería ser galardonada con importante premio internacional; de hecho, me atrevería a decir que los mitos cuentan que solo unos pocos valientes han logrado sobrevivir a tan arriesgada odisea.

Sigue leyendo “Manual de Usuario para superar un “Cierre de Ciclos””

Las 50 sombras del amor millennial

¡El mundo se plagó de Anastasias!, y no me refiero a mujeres sumisas en la cama, hablo de las mujeres que comenzaron a creer (fervorosamente) que una relación netamente sexual podía convertirse en una historia de amor; creencia que nos ha consagrado en lo que hoy en día conocemos como “tener algo”; concepto en el cual inconscientemente tenemos la permanente esperanza de que, si aceptamos a un Christian, nosotras nos convertiremos en las futuras Anastasias.

Seguí mi corazón, y tengo un culo adolorido.

Sigue leyendo “Las 50 sombras del amor millennial”